El lenguaje Hipnótico

octubre 22, 2020 0 Por Lesam

En la Hipnosis el manejo de la sugestión no es tan sólo verbal como hemos visto, pero el lenguaje hipnótico es la piedra angular en el desarrollo de la sesión de hipnosis sea cual sea su propósito. Veamos pues unas reglas que permitan construir frases eficaces utilizando al máximo la potencialidad del fenómeno sugestivo. Inicialmente es importante que en nuestras sugestiones pidamos al sujeto cosas POSIBLES, es decir que el sujeto pueda realizar a fin de no crearle ningún tipo de conflicto. Así mismo, la Sugestión debe ser ESPECÍFICA y BREVE, es preferible siempre hacer sugestiones cortas y continuas que extensas y complejas ya que estas son de más difícil comprensión por parte del sujeto. Por tanto debería evitarse verbalizaciones como:

«Sientes como se relajan tus pies, tus tobillos, tus pantorrillas y tus rodillas».

Sería mucho más eficaz decir:

« Tus pies se relajan, tus tobillos se relajan, tus pantorrillas se relajan… etc.».

También es interesante la sencillez y lo DETERMINADA que sea la sugestión. La mente humana siempre se desplaza de lo concreto hacia lo abstracto, cuando perseguimos un objetivo concreto debemos hacer sugestiones concretas y no alegóricas o abstractas por ejemplo:

«Tus párpados están fatigados “

Sería mucho más efectivo que algo como:

«Tus parpados están pesados muy pesados y tus parpados se cierran”.

La sugestión debe ser ASEVERATIVA, la frase « Quizás sienta relajación en sus brazos» entraña dudas, que el sujeto a nivel subconsciente capta.

Es mejor afirmar… « Siente relajación en sus brazos».

También debe ser INSISTENTE, en estado hipnótico la repetición de la sugestión profundiza y refuerza más intensamente la anterior sugestión dada. Es obvio pues que el lenguaje hipnótico tiene poco que ver con la poesía.

Podemos crear sugestiones SIMPLES o CONDICIONADAS, la simple seria incondicional, es decir

« Sientes pesadez »

La CONDICIONADA implica la realización de una sugestión en función de que la otra se cumpla: «Mientras más escuchas mi voz, más pesadez sientes por todo tu cuerpo».

Aquí podemos observar que no es necesario que exista relación entre ambas sugestiones, pero el uso de palabras denominadas en lingüística «Conectores»

(En el ejemplo «Mientras…»), otorgan a la frase una aparente sensación de significado.

Es importante también que la sugestión sea APROPIADA para el nivel cultural o la edad del sujeto a quien se destina, utilizarla de esta forma hace sentir a la persona cómoda y por tanto favorece la comunicación. Así mismo debemos procurar adelantarnos a las sensaciones o asociaciones de ideas que el sujeto vaya a experimentar, es decir utilizar sugestiones ANTICIPADAS a las presumibles reacciones del sujeto.
Podemos dar las órdenes sugestivas precisas para que se cumplan bien de una forma INMEDIATA.

«Te sumerges en un sueño profundo…».

O bien de una forma DIFERIDA en el tiempo.

«Al contar tres te sumergirás en un sueño muy profundo».

La diferida tiene la ventaja de prevenir y a la par darle tiempo al sujeto para experimentar lo que la sugestión le indica.

Ciñéndonos al entorno de la hipnosis podemos diferenciar dos tipos de sugestiones, INTRA-HIPNÓTICAS y POST-HIPNÓTICAS, las intra hipnóticas serían las sugestiones efectuadas para que se ejecuten dentro del marco de la sesión hipnótica.

Las Post-hipnóticas son una de las armas más poderosas de la hipnosis, estas sugestiones se efectúan dentro de la sesión, pero contienen mandatos que se ejecutan una vez finalizada ésta, cuando el sujeto esta fuera del trance hipnótico.

Diversas teorías aseguran que durante la ejecución de una orden post-hipnótica el sujeto entra de nuevo en un trance instantáneo del que sale finalmente al acabar de cumplir la orden.

Una última regla de aplicación en la sugestión, nos dice que ésta debe ser COHERENTE con el patrón de relación establecido entre el Hipnólogo y el sujeto.

Los Patrones de Relación a los que nos referimos no son una exclusiva de la comunicación hipnótica, las relaciones con los demás en la vida.